Junta Histórica

Vélez de exportación

Con nombres propios y otros que llegaron de diferentes clubes, Vélez paseó su fútbol a puro lujo y goleada por América.

El 30 de noviembre de 1930 Vélez disputaba el primero de sus 25 partidos de la denominada Gira Panamericana. Superó 4-2 a Colo Colo en Chile, siendo el primer cruce de una campaña histórica en la que el nombre de El Fortín se expandió por todo el continente.

Mucho antes de alcanzar la cima del mundo en 1994, una expedición velezana se lanzó a conquistar uno de los 7 mares. El océano pacífico fue testigo de un extenso periplo que se extendió entre el 23 de noviembre de 1930 y el 22 de abril de 1931. Casi cinco meses donde El Fortín paseó su fútbol por cinco países con una formación de lujo para aquellos años. A 20 años de su nacimiento, la Institución comenzaba una travesía, por tierra y por mar, en la que despertó elogios internacionales que cimentaron su naciente fama y reconocimiento. 

En la efeméride de la fecha, hoy se cumplen 90 años del cruce en Santiago de Chile, el primero de los 25 encuentros de la Gira Panamericana. Con goles de Bernabé Ferreyra, Francisco Varallo y Eduardo Spraggón, Vélez superó 4-2 a Colo Colo.

¿En qué marco se dio el extenso recorrido por Chile, Perú, Cuba, México y Estados Unidos? La grandeza cosechada por el fútbol nacional luego del Subcampeonato Mundial conseguido unos meses antes en Uruguay, sumado al desarrollo interno del deporte que veía cada vez más cerca su paso al profesionalismo (mayo de 1931), y una pujante camada de jugadores que empezaban a ganar renombre; fueron el espaldarazo necesario para que por entonces llegara la invitación.

Clelio Caucia, Manuel De Saa, Alfredo Forrester, Alfredo Sánchez, Roberto Devoto, Norberto Arroupe, Saúl Quiroga, Alberto Álvarez, Eduardo Spraggón y Ernesto Garbini; resultaron los jugadores del Club propuestos para la gira. A esos nombres se agregaron siete refuerzos de primer nivel: Bernabé Ferreyra (proveniente de Tigre), Carlos Volante (Platense), Gerónimo Díaz, Agustín Peruch (Newells) y tres integrantes del Seleccionado Argentino que habían disputado la Copa del Mundo: Francisco Varallo (Gimnasia), Fernando Paternóster (Racing) y Alberto Chividini (Federación Tucumana).

Hasta entonces, solamente Boca había realizado un periplo fronteras afuera, puntualmente por Europa en 1925. Vélez fue el segundo Club en pasear su nombre por el exterior con unos números antológicos: 25 partidos jugados, 20 ganados, 4 empatados y 1 solo perdido. 84 goles a favor y 32 en contra. Los anotadores fueron: Bernabé Ferreyra (38 goles), Varallo (16), Quiroga (8), Álvarez (7), Spraggon (6), Peruch (5), Garbini (3) y Devoto (1).

Nueve décadas pasaron del primer encuentro en tierras trasandinas, en lo que fue el punto de partida de un extenso y fecundo recorrido por gran parte del continente americano y que dejó, entre tantos datos curiosos, ser el primer equipo argentino en ganar un partido en Estados Unidos (21-1-1931, 3-1 ante la Selección de Nueva York). Además, aquella escuadra fue la única que reunió a dos enormes figuras del fútbol argentino como el Gran Bernabé y Pancho Varallo.

El Fortín empezaba a laquear su nombre a fuerza de rendimientos brillantes y futbolistas que marcaron una época. No fueron años de títulos pero sí de incipiente grandeza que con el paso del tiempo se convertiría en combustible indispensable para ser el Gran Club que es hoy.

Sin la V azulada aún (recién llegaría en 1933), la casaca del Fortín fue portada por un equipazo en la Gira Panamericana.