Fútbol

Introducción táctica

Monzón y Abram disputan el balón ante la mirada de Galdames. El equipo solo piensa en el domingo.
Por Carlos Martino

Vélez se entrenó esta mañana en la Villa Olímpica a la espera del encuentro del domingo ante Boca en Liniers. Pellegrino trabajó en varios bloques desde lo estratégico.

El Fortín solo tiene un objetivo y es ganar el domingo. La posibilidad de sumar un nuevo triunfo y sostenerse en soledad en lo más alto la Zona B es sin dudas una buena chance para seguir creciendo como grupo, de cara a la dura competencia que se avecina con la CONMEBOL Libertadores.

Así cada una de las sesiones de preparación que se llevan a cabo en el predio de Parque Leloir son fundamentales para llegar a cada compromiso de la mejor forma.

Este martes, el conjunto comandado por Mauricio Pellegrino saltó al terreno de juego apenas pisadas las nueve y media. Allí se dio paso como en cada jornada a la activación bajo la conducción del profe Mariano Fanesi.

Así se desarrolló la primera parte de la mañana, con la buena noticia de contar con Agustín Bouzat sumando actividad a la par de sus compañeros, (una parte del ensayo) buscando la puesta a punto y el alta médica en los próximos días.

Se realizaron cuatro bloques en un campo reducido y en un cuadrado. Mientras un grupo realizaba enfrentamientos 1v1 con finalización; el otro se medía en un ejercicio de posesión generando línea de pase con jugadores de apoyo fuera del cuadrado. En estos trabajos, se lo vio al Chiqui entrenar con normalidad como un buen síntoma de su evolución.

Estos movimientos se vieron intercalados con un ensayo más general, bajo la mirada de Pellegrino en el campo número uno. Se midieron dos equipos por zonas, para ensayar la presión y salida, sin pasar por el medio campo. Ambas actividades se reiteraron en una oportunidad más.

Para culminar, se realizaron en dos campos reducidos, enfrentamientos de 3v3 con una buena base de intensidad.

El plantel continuará con los ensayos este miércoles por la mañana en Ituzaingó.