Fútbol

“Tenemos mucha fe de ganar algo”

A punto de comenzar su tercera temporada en Vélez, Hoyos sueña en grande.

A horas del retorno a la competencia, Lucas Hoyos asume con su voz protagonista que el grupo está ilusionado con coronar un título. Está a gusto en el Club que lo ve consolidarse día a día, sin embargo el mendocino siempre va por más.

Hace rato que dejó de ser ese arquero que venía para completar un plantel que necesitaba experiencia. Con paciencia y mucho trabajo, se fue ganando el respeto de todos en estos dos años y cuatro meses de su arribo al Fortín. Hoy se puede decir que quien bosqueje un XI inicial para medirse ante Peñarol, arriesga con seguridad su nombre desde el comienzo. Quedará a gusto de Mauricio Pellegrino saber qué guardameta inicia jugando, pero Lucas Adrián Hoyos está en la mente de la mayoría de los fanáticos velezanos. 

Cultor del bajo perfil pero revestido de alta confianza, este mendocino de 31 años repetirá varias veces en la entrevista una misma palabra inserta en una frase que augura felicidad: ILUSIÓN. Quiere ganar algo con Vélez. Desea que sus dos hijos lo vean alzando una copa porque anhela hacer historia en el Club. A poco menos de 48 horas del cruce con los uruguayos, asegura: "la verdad que estamos con muchas ganas y ansiosos. Fueron siete meses largos sin competencia ni la adrenalina que eso conlleva. De todas formas estamos con mucha ilusión de seguir poniendo a Vélez donde siempre se merece estar".

El deseo del protagonista trasciende los límites que imponen las propias ganas. Tiene una justificación: "creo que es el momento de consolidar todo lo bueno que venimos haciendo. Cuando terminó la pasada Superliga, sabíamos que se venían momentos muy lindos para seguir creciendo, pero con la pandemia todo se detuvo. Hay competencias para encarar y como ya dije en otras notas, anhelo ganar algo con Vélez porque venimos de un par de años donde crecimos y ahora siento que es el momento de refrendarlo".

El lunes 10 de agosto se produjo el retorno a los entrenamientos presenciales. Dos meses y medio parecen haber dejado listo al plantel para iniciar el camino de la doble competencia. "Costó volver después de estar parados, sin embargo el tiempo que tuvimos para prepararnos valió la pena. Quizás nos cueste un poco el roce porque Peñarol viene jugando hace rato y este será nuestro primer partido, pero entre los que estamos, los refuerzos de mucha experiencia que llegaron y los pibes de inferiores que subieron, hay muchas ganas de salir adelante en estos encuentros por Copa Sudamericana".

Los amistosos de pretemporada dejaron ver un equipo prolijo, que privilegia la tenencia de pelota y trabaja en conjunto para recuperarla cuanto antes si la pierde. Señaló goles 14 en los encuentros y le marcaron 5. ¿Qué Vélez vamos a ver? Hoyos responde: "un conjunto protagonista como lo venía siendo. Con la llegada del cuerpo técnico nuevo, seguiremos igual. Cuidar nuestro arco, ganar, hacernos respetar en casa y seguir creciendo". Agrega que el esquema y la forma de jugar será muy similar al proceso anterior, pero que Mauricio Pellegrino impone su sello "dado que tenemos libertad para decidir cómo salir jugando. Quiere tener la pelota, promover una salida limpia, arriesgar sólo si es necesario y ante la pérdida de balón, presionar rápidamente".

Con Hoyos en cancha, Vélez ganó 18 partidos, empató 10 y perdió otros 10. En esos 38 encuentros, recibió 28 tantos y en la última Superliga, el equipo fue el segundo con mejor valla invicta: 14 goles en 24 cruces.

Dice estar pasando un excelente momento en lo personal y también en lo futbolístico, pero hace poco se sumió en la bronca por una lesión que lo postergó durante la primera parte de la pretemporada. Ya recuperado, continúa en plan de seguir perfeccionando un aspecto en el que fue de menos a más: el juego con los pies. "Trato de mejorarlo todos los días. Es cuestión de seguir practicando porque en el partido tenés 2 o 3 segundos y hay que saber estar perfilado para recibir y cómo golpear la pelota. Me gusta mucho mejorar ambos perfiles, parar el balón para que me quede bien o acelerar el juego. No me quedo con lo que aprendí, siempre voy por más".

El Flaco  no confirma el equipo que iniciará el miércoles. Durante los amistosos, rotó las formaciones como se vio. Pero Lucas trabaja tranquilo. Sabe que haber sido el titular en el último tiempo es un espaldarazo, no obstante se esfuerza como si debiera ganarse el puesto. "Esa decisión de Mauricio ayuda a que todos estemos al 100, expectantes. La realidad es que todos queremos jugar, pero es importante apoyar si no te toca. Esto es un grupo y hay que tirar para adelante". Pelear el puesto con un arquero de Selección como lo es Alexander Domínguez, implica que el margen de error sea muy pequeño. "Aprendí mucho a su lado, manejó situaciones excelentes en su carrera. Sé lo que puede dar después de haber sido campeón de Libertadores, Sudamericana y haber disputado dos Copas América y un Mundial. Disputar el puesto con él hace que yo me exija mucho. Y me encanta", añade el nacido en Guaymallén.

No por repetir lo que siente, su deseo quedará trunco. Pero cuando se le pide unas palabras para el hincha fortinero en este inminente retorno a las competencia, Lucas con ganas reafirma: "Vamos a pelear como lo venimos haciendo. La ilusión es muy grande en ambos torneos, no será fácil pero ojalá que nos tengan mucha fe porque venimos trabajando mucho para lograr algo lindo".

Que así sea, Lucas. 

El reposo del Guerrero. Tranquilo pero con muchas ganas de ser Campeón, Hoyos aguarda el inicio de la competencia.