Deportes

Nahuel Gómez, la vida por los colores

Nahuel Gómez, el joven talento que crece desde las entrañas del hockey fortinero.
Por Diego Guitian

El talentoso mediocampista del Hockey sobre Césped, se prepara en su casa a conciencia mientras aguarda que todo retorne a la normalidad para competir por el Club de sus amores en la máxima categoría.

Pocas cosas más atrapantes como descubrir el amor por lo mismo que uno ama, pero en lugares nunca antes explorados. Amar a Vélez es un sentimiento inalterable de todo aquel que se dice socio o hincha. Pero también hay vida y mucho amor más allá del fútbol. Nada más y nada menos que 26 disciplinas deportivas con mútiples historias para contar y una de ellas es la de una de las figuras del Hockey sobre Césped en su rama Masculina.

Nahuel Gómez es integrante del primer equipo que este año volverá a jugar en la Primera Caballeros luego de obtener el ascenso y quedarse con el Torneo Metropolitano B 1 en 2019. Su felicidad por dicho logro, pero sobre todo su sentir tan puro y genuino por Vélez, se repetirá a lo largo de esta nota. Nahuel pone primera y no se detiene, como cuando encara a rivales dentro de la cancha.

¿Cómo vivieron el retorno a la máxima categoría?

-Primero, fue increíble desde el camino transcurrido y todo lo que significa ascender para la disciplina, para captar chicos y para que estos se formen en un nivel de competencia mejor. Se lo debemos a que hubo una fuerte unión, estaban claros los objetivos, mucho compromiso y responsabilidad de todos para con el equipo. Hicimos todo lo que había que hacer, todos sumando su máximo aporte desde su lugar y siempre poniendo todo en la cancha que es lo que caracterizó a este grupo siempre, viviendo cada minuto como si fuese una final. 

-Imagino que prepararse para lo que viene, supone un desafío aún mayor.

-Hoy nos toca vivir una transición fuerte, hay una diferencia muy grande entre la B y la A. Estamos buscando adaptarnos y agarrar ese ritmo lo más rápido posible. Jugando varios amistosos y realizamos una pretemporada fuerte. El objetivo es la adaptación y la permanencia. Tenemos que darle a las inferiores la mayor cantidad de años posible en este nivel y siempre la clave está en poner el club por encima de todo. Confío en que vamos a lograr lo que nos propongamos.

-Tuvieron que hacer un alto en los entrenamientos. ¿Cómo estás llevando el aislamiento social y preventivo?

-Y, la verdad que en lo personal es un embole (sic). Trato de aprovechar el tiempo al máximo, siempre con los objetivos en la cabeza: levantarme temprano para aprovechar las comidas y seguir una alimentacion provechosa, llegar a meter dos estímulos físicos y tener energías para exprimirlos a full. En cuanto a los ejercicios, busco meterle creatividad con lo que hay en casa, haciendo lo que pasó el profe y todo lo que sume para estar lo mejor posible. Dando más del cien por cien siempre.

Se mueve como volante o enganche de los ahora dirigidos por Juan Ripalda. Y toda una vida ligada al Fortín, lleva Nahuel. Su familia es hincha del Club y en el Instituto, cursa sus estudios de Profesorado de Educación Física, entrena en el Polideportivo y vive literalmene enfrente. "Me crié dentro de la Institución y es realmente mi vida. En Hockey empecé a los 4 años, creo que le debo todo a esta disciplina y más allá de lo deportivo, lo más fuerte que tiene el Hockey Velezano es que es una familia, cada dia más grande y unida. Acá nos bancamos y alentamos entre todos, siempre encontrás un amigo/a y no te cansás de vivir momentos re lindos", dice con orgullo y agrega convencido que "al final, se trata de eso, Vélez es un lugar donde vos das y te vuelve el doble, entre más le das, más te vuelve".

El año pasado no solo fue de gran crecimiento para Gómez y sus compañeros, en lo invididual, resaltó su figura dentro del equipo y logró algo que él mismo definió como inesperado: ser convocado a la Selección Argentina Sub 21, también conocida como Los Leoncitos. "Me llegó de sorpresa, nunca fui un jugador que resalte mucho pero bueno, muy contento por estar ahí y tratando de aprovecharlo al máximo y de representar al club lo mejor posible".

-Como deportista amateur pero de alto rendimiento, ¿con qué meta entrenás?

-Mi motivación siempre fue el Club y empecé a entrenar a full con mi cabeza en Vélez y eso es lo que hoy me abre estas puertas, así que bueno un poco lo que trato yo es de devolverle todo lo que me da. Creo que también para el club es importante mi convocatoria porque le suma reconocimiento y le muestra a los chicos que acá se puede lograr cualquier cosa, lo hemos demostrado y este llamado suma desde esa parte. Trato de estar en contacto con los chicos, hablar, relacionarme, que me vean entrenar, y que les llegue ese mensaje, ya que hoy muchos me toman como ejemplo y quiero hacer algo bueno con eso.

El perfil formativo de Nahuel se reconoce fácil a sus 19 años. Le apasiona tanto jugar entre palos y bochas como transmitir su vocación a los más chicos. Desde este año al igual que Mariana Pineda, desde el Club lo convocaron para entrenar a las Inferiores, lugar de donde ellos provienen. El sentido de pertenencia está muy marcado en ambos y así lo narra el protagonista: "El verdadero cambio se da en las etapas formativas. Participé en varias ayudantías y trato de aprender mucho de Martín, como de todos los demas entrenadores con los que trabajé. Ser entrenador me apasiona y sueño con algun día hacer algo importante desde ese lugar. Vélez es uno de los mejores clubes en formación, y ya están llegando las camadas buenas a primera, que van a llevar al club a lo más alto. Esto no se tiene que cortar y cada camada debe superar a la anterior. Todos tenemos que sumar al legado velezano."

Ese amor por el Institución que lo formó, se observó en carne propia en la última colonia de vacaciones. Como el Hóckey Masculino está buscando expandirse y sumar nuevos jugadores, Gómez emprendió una ardua tarea, donde la voluntad propia era el motor de la acción: ir todos los días y en el módulo de prácticas deportivas, llevar palos y bocha para mostrarle a los colonos más pequeños. "La idea era que los chiquitos puedan conocer esta actividad que realmente no tiene desperdicio y está llena de hermosos valores, de grandes formadores y enormes personas. Hoy en el masculino nos toca ser poquitos y bueno no queremos que nadie se pierda de esto tan lindo. Asi que la idea es invitar a todos que se acerquen y prueben. Y que crezca la familia velezana".

Talentoso y atrevido cuando juega, cerebral y profundo cuando habla. Entre risas, no se identifica con el mote de "desfachatado" para mover la bocha pero deja en claro "soy un jugador que le gusta ir para adelante, atacar mucho y busco lastimar al rival. Trato de ser creativo y hacerme cargo de la creación. A veces peco un poco de egoísta pero bueno trato de darle lo mejor al equipo, incluso en lo defensivo colaborando a full", dice Nahuel Gómez, dueño de un nombre y un apellido teñidos de azul y blanco con una sola meta: "dar la vida por los colores y enalteciendo la camiseta".