Institución

Gracias Diego, que en paz descanses

Diego en el Amalfitani. Dos colosos en un encuentro eterno.

Nuestro mayor respeto como Institución a la Familia de Diego Armando Maradona en este día de profundo dolor para toda la Argentina y el mundo del fútbol.

Y un día iba pasar. Quien nos pusiera de pie a los argentinos en el mundo de la redonda, se abrió camino a la eternidad. Dolerá el alma porque ahí estaba él, anidado en cada parte de nuestro ser futbolístico.

Habrá que resignarse y vivir con el dolor que significa la ausencia de Diego Armando Maradona. A sus 60 años, el corazón dijo basta. Y no es exagerado decir que todo aquel que siente este deporte como el más lindo de todos, también sufre una pequeña muerte ante su irreparable partida.

A su familia, a sus amigos, a sus seres más cercanos; nuestro mayor respeto en nombre de Vélez Sarsfield, un Club que lo enfrentó como rival y que recibió con profundo amor cada palabra que Diego nos brindó en reconocimiento.