Voley Masculino

Bravetti: “Jugar con los colores que amo me da un plus”

Por Diego Guitian

Para el armador titular de la Primera División de Honor, la cuarentena tiene otro gusto: entrena a diario contemplando ante sus ojos la inmensidad del Estadio Amalfitani. Gianluca Bravetti analiza la suspensión del Torneo Argentino y da a conocer sus sueños dentro del voley.

Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio. Día 16. Los edificios del Barrio Kennedy cobijan a sus habitantes deseosos de salir al galope pero claro, hay que quedarse en casa. En uno de los 15 monoblocks del complejo, Gianluca Bravetti transita sus días de cuarentena a pura ansiedad (como todos) y mientras desde su balcón contempla la inmensidad del Estadio José Amalfitani, ejercita rutinas físicas que le envió el Cuerpo Técnico de la División de Honor de Vóley Masculino

"Entreno en el balcón para sentirme al aire libre y porque además tengo vista a la Amalfitani. Siempre es lindo ver el otro patio de casa, hace que me sienta bien y me gusta. Cuando levanto la cabeza y veo el Estadio me recuerda momentos de mucha felicidad estando en la Popular con mis amigos, alentando", reconoce el armador de 19 años que ya suma una vida dentro del Club del que no solo es vecino, sino ferviente hincha. "En Vélez hice jardín, primaria y parte de la secundaria hasta cuarto año, acá me dieron todo", agrega el Gordo, como lo llaman sus compañeros.

Mientras aguarda con paciencia los días de cuarentena y sueña con volver a jugar cuanto antes, cobra importancia un decisión que golpea: la Federación Argentina de Voley dictaminó el miércoles 1° de abril que a causa del Coronavirus y por haberse extendido el aislamiento hasta mediados de mes, se dan por finalizadas la Liga Argentina Femenina y Torneo Argentino de Clubes 2020 organizadas y no se determinarán posiciones finales ni se producirán los descensos establecidos. Duro pero previsible. "Si bien teníamos muchas ilusiones con que se reanude el torneo, sabíamos que este era uno de los posibles finales. Personalmente fue un baldazo de agua fría porque es difícil saber que todo el esfuerzo y el trabajo que le pusimos no contará; cuesta asimilarlo. Pero bueno, es una decisión lógica porque hoy debe importar la salud aunque estuviéramos muy cerca del objetivo".

En el Torneo Argentino de Voley Masculino (ex Liga A2), Vélez había alcanzado los Cuartos de Final tras clasificar segundo (1 victoria y 1 derrota) en el Triangular disputado el 7 y 8 de marzo en San Juan junto a Regatas de Corrientes y Unión Vecinal de Trinidad de la provincia cuyana. Previo, en la Fase Regular, los dirigidos por Rodrigo Pérez habían ganado 4 partidos y perdido otro 4. "Fuimos de menor a mayor en el torneo. Tuvimos momentos de muy buen voley, siempre nos sobrepusimos a las adversidades todos juntos y obtuvimos buenos resultados. Estábamos enfocados en lograr el ascenso a la máxima división, sin embargo sabíamos que podía ser difícil lograrlo con equipos como Policial de Formosa, San Lorenzo, UVT o Paracao que tienen jugadores de jerarquia y siempre estan en la lucha", subraya el joven armador.

"Somos un equipo guerrero, damos pelea hasta el final, no nos rendimos por mas que estemos en una situacion adversa. Tenemos mucha confianza entre nosotros y todos sabemos que el otro puede jugar y rendir. Nuestros defectos a pulir tienen que ver mas que nada con el juego, el orden en los partidos, todo lo que es gestion de juego que lo venimos mejorando pero lo tenemos que seguir trabajando".

Gianluca creció viendo los goles de Messi pero también las manos mágicas de Luciano De Cecco armando juego en Italia y la Selección Argentina de Voley, Si bien en un país futbolero por excelencia lo más común es que un pibe patee la pelota y no la impulse con sus manos, salvo que sea arquero, Bravetti recuerda el vóley llegó a su vida gracias a un taller que tuvo en el colegio a los 6 años y de ahí directo a practicarlo en el mismo Club. Rápidamente sus condiciones empezar a mostrarse y creció con gran desempeño en la tira de inferiores. Ya adolescente, llegaron las citaciones a los distintos representativos.

  • Selección Metropolitana de Buenos Aires: entre 2014 y 2016, año en el que fue Campeón y elegido el Mejor Jugador del Torneo.
  • Selección Argentina: Sudamericano Pre Menor SUB 18 (2018) y formó parte del proceso rumbo al Sudamericano de Menores (2019).

Representar al país es un orgullo pero deja en claro que defender los colores de la pasión, no se compara con nada. "Es algo muy lindo jugar en el club que amo y me vio nacer, lo disfruto mucho y soy un agradecido por tener la oportunidad. Creo que el ser hincha me da un plus y me dan ganas de siempre ir por mas. Es inexplicable lo que siento cuando se acercan a ver nuestros partidos y empiezan a cantar alentándonos".

Su crecimiento pero sobre todo el diamante en bruto que es dentro del voley, tienen responsables desde la formación. "Rodrigo Pérez es un gran entrenador. Es muy importante para mi, al igual que Martin Bermejo quien me tuvo en inferiores y hoy es el asistente de Rodrigo en la primera. Ellos siempre me potenciaron, me enseñaron mucho a nivel humano, estuvieron siempre ahi y hoy me dan la confianza para jugar. Estoy muy agradecido con ellos. Son dos grandes personas".

Ahí va Gianluca Bravetti. Con las ganas contenidas por no poder jugar, ni siquiera transitar el habitual suelo del Ana Petracca. Pero sigue soñando despierto el pibe que asegura que su máximo anhelo en el deporte que ama es "ascender y ganar la Liga A1 con Vélez". El mismo que refuerza a diario con un sentido de pertenencia de culto que empieza cada jornada con el Amalfitani desplegándose ante sus ojos.