Podcast

Educación de excelencia en tiempos de pandemia

Docentes, alumnos y padres. De manera conjunta se trabaja desde el confinamiento sin perder la excelencia educativa que caracteriza a la Institución.

El nivel inicial del Instituto Dalmacio Vélez Sarsfield cuenta con 23 años de intachable trayectoria. Por sus aulas, pasaron miles de chicos que se formaron con el estilo e identidad de la Institución. Su Directora, Mariela Christiani, nos habla de la actualidad del Velecito.



Comenzó como auxiliar del establecimiento y hoy es su Directora. Mariela Christiani y el Jardín Velecito van de la mano desde 1997, año en el que la educación inicial comenzó en el Instituto Dr. Dalmacio Vélez Sarsfield.

Un sinfín de "pequeñas" historias pasaron y seguirán ingresando por la entrada de Reservistas Argentinos y en medio de este presente tan problemático a causa del Covid-19, la entrevistada se sumerge de lleno en el Episodio 00 del Podcast Vélez Cultura, para hablar de los desafíos que la educación en general y el establecimiento que ella dirige, en particular, tienen por delante en este duro momento que atraviesa el mundo.

Mariela detalló cómo fue el puntapié inicial una vez decretado el ASPO. "Para todos era y es un desafío. Teníamos, en un comienzo, el inconveniente de que en el nivel inicial la presencia del alumno frente a una pantalla requería que un adulto estuviera a su lado. Pero luego eso no fue un inconveniente porque los padres se han comportado muy bien acompañando a sus hijos en todo", sostiene.

De todas formas, si bien el panorama que se vive era inesperado previo que se decrete el confinamiento, "en el jardín veníamos haciendo pruebas con el uso de la tecnología junto a las familias, todas las salas tienen cadenas de mails y desde el primer día ya supimos cómo contactarnos con toda la comunidad del jardín. A eso le agregamos un sitio virtual de publicación de actividades diarias. Así arrancamos y fuimos progresando".

De las palabras de la Directora se desprende que un total de 30 docentes llevan adelante el Velecito. Y en esa retroalimentación más necesaria que nunca en estos tiempos con los padres, resultó clave el envío de audios y material audiovisual desde las casas para dar cuenta de los trabajos que realizaban los infantes y asimismo, que ellos pudieran ver lo realizado por su compañeros.

La continuidad pedagógica no se vio interrumpida, solamente alterada por las nuevas tecnologías al no poder dictarse clases presenciales. "Tenemos 5 actividades diarias para que las familias puedan realizar con los chicos. A medida que se agregaban los días de cuarentena, sumamos más estímulos a la hora de encontrarnos. Acá priorizamos más que la cantidad de encuentros, la calidad del mismo. Por eso dictamos clases virtuales con grupos más reducidos", sostiene Christiani. En ese marco, no solo formaron parte las maestras de cada sala, sino también los docentes de las áreas especiales, como Actividad Física, Música, Inglés y Tecnología. Todos unidos a través de una pantalla de Tablet, Celular o PC.

"Solamente las puertas físicas están cerradas bajo las actuales circunstancias, porque a través de las clases virtuales seguimos muy cerca de los niños. Nos sostenemos unidos y muy comunicados" - Mariela Christiani.

Nada reemplazará a la escuela, los ruidos del aula y el patio, las risas, el mirarse cara a cara. "Por eso los docentes hablamos mucho de repensar las prácticas y ahí nos enfocamos en la importancia de las familias, que son un valor enorme que volvió a quedar en claro en esta oportunidad. Ojalá logremos quedar aún más fortalecidos en todos los vínculos entre docentes, padres y alumnos cuando pase este panorama. Mismo con la Comisión Directiva con quien mantenemos un contacto muy fluido. Contamos con referentes en cada nivel educativo y siempre tenemos las puertas abiertas para tomar decisiones. Formamos un hermoso ambiente de trabajo".

El Jardín Velecito comenzó con tres salas en 1997. Hoy son 12 y de aquellos 40 alumnos que habían comenzado hace 23 años, hoy son más de 300. "El crecimiento que tuvimos es impresionante y disfruto mucho verlo. Mismo otros Clubes como San Lorenzo o Lanús vinieron a presenciar nuestras clases hace un tiempo, previo a que abrieran su nivel inicial. Los espacios de intercambio que hacemos con otras instituciones nos enriquecen a todos", subraya quien es Directora del establecimiento desde 2007.

Al ser Vélez una Institución muy grande, es normal que los hermanos de los actuales alumnos se sumen a las filas del nivel inicial fortinero. Y en eso Mariela destaca con mucho orgullo, una vez más, el rol de las familias a la hora de elegirlos: "Nos confían a sus mejores tesoros y esa confianza la debemos cuidar mucho. No tenemos movimientos de cambio matricula, ni de alumnos ni docentes. Y eso es también una marca que nos define".

Una vez superado el aislamiento obligatorio, Mariela visualiza cuáles son los objetivos que tendrán por delante. "Si bien no hay fechas previstas aún, pensamos volver a las clases presenciales con protocolos claros como los que avaló el Consejo Federal a nivel Nación, para así brindarle seguridad a todos los integrantes de la comunidad educativa".

El desafío es claro en boca de la Directora Christiani"Desde Velecito trabajamos por la continuidad pedagógica y de los lazos afectivos sin perder la esencia que nos caracteriza: un espacio educativo de calidad porque el nivel inicial abre las puertas del camino educativo que tendrá el alumno, por eso siempre ponemos en foco al niño y sus necesidades. Estamos ofreciendo lo mejor, y siempre buscamos aún mejores opciones para acompañar a los niños y sus familias".