Junta Histórica

Bassedas es Vélez

Christian y su etapa como jugador. Uno de los máximos ídolos del Fortín.
Por Junta Histórica

Christian Bassedas cumple años y desde el Sitio Oficial saludamos a quien llegó a la Primera de Vélez y de su mano la gloria. Campeón de todo como jugador y como Manager. Se puso el buzo de Director Técnico del Fortín en 2016.

Talentoso volante ofensivo adiestrado en su recorrido por todas las divisiones del fútbol amateur velezano, Bassedas debutó en la máxima categoría-con la venia del entrenador mendocino Roberto Rogel- el 3 de marzo de 1991 en el Amalfitani, cuando por la 2ª jornada del Clausura, Vélez batió a Gimnasia por 3 a 1 con dos anotaciones de Gustavo Zalazar y un gol de Ricardo Gareca.

El mediocampista diestro se afirmó entre los once titulares con la llegada al Club del coach Eduardo Luján Manera y le agregó a sus genéticos atributos técnicos, sacrificio para cubrir espacios y marcar, y una resaltante inteligencia táctica.

Durante su extensa y exitosa trayectoria en Vélez, este fan de los "Stones"  armó un tándem inolvidable con Raúl Cardozo por el andarivel izquierdo y cargó en sus alforjas cuatro títulos locales: Clausura 93, 95 y 96 (con la conducción de Carlos Bianchi) y el Clausura 98 dirigido por Marcelo Bielsa.

Su palmarés internacional asombra. Fue campeón de la Libertadores 94, de la Intercontinental ante el Milán el mismo año; de la Supercopa 96 y de la Recopa Sudamericana del 97, ambas bajo la batuta de Osvaldo Piazza.

Habitual convocado a la Selección Nacional, Bassedas integró la delegación que comandada por Reinaldo Merlo disputó el Mundial Juvenil en Portugal 1991, y bajo las órdenes de Daniel Passarella obtuvo el oro en los Juegos Panamericanos desarrollados en Mar del Plata en 1995 y la medalla de plata en los Juegos Olímpicos de Atlanta 1996.

Una inexplicable determinación del Káiser lo dejó fuera del Mundial de Francia del 98 cuando había sido pieza clave en el andamiaje del equipo que consiguió la clasificación en las eliminatorias previas a la cita mundialista.

El 2 de julio del 2000 antes del comienzo del cotejo ante San Lorenzo por la 17ª fecha del Clausura, Bassedas levantó sus brazos, se despidió de su gente en medio de una gran ovación y emigró hacia Inglaterra tras soportar los vaivenes de una difícil negociación con el Newcastle.

En su rol de futbolista de nuestra Institución  completó una foja de servicios de 331 encuentros y marcó 29 goles.

Jugó dos temporadas en territorio inglés, una en el Tenerife español y pegó la vuelta a la Argentina en el 2003 seducido por un ofrecimiento de Newell's, pero antes de finalizar la pretemporada dio a conocer su decisión de abandonar la actividad (tenía mucho para dar y apenas 30 años) y rescindió su vínculo con la entidad rosarina.

Tras su retiro incursionó en los medios como comentarista de la Premier League por Fox Sports y condujo en compañía de Damián Manusovich, Fernando Pandolfi y Martín Ciccioli el envío "Siamo Fuori" por la Rock & Pop.

En diciembre del 2008, el 7 de la formación más gloriosa de nuestra historia recibió y aceptó una propuesta de las autoridades de Vélez Sarsfield  y se transformó en el manager del fútbol profesional de nuestra Institución.

Su primera sugerencia y su gran acierto en la novedosa función, fue aconsejar la contratación del cuerpo técnico encabezado por  su ex compañero Ricardo Gareca.

La sociedad rindió rápidos dividendos. Vélez obtuvo, con el Flaco Gareca en el banco, tres títulos locales (Clausura 09 y 11; y Torneo Inicial 2012) y el Subcampeonato del Apertura 2010. El equipo fue además protagonista estelar de la Libertadores 2011 y la Sudamericana de la misma temporada ya que en ambas competiciones alcanzó las instancias semifinales.

Su ojo clínico y su especial juicio para la elección de refuerzos está fuera de toda discusión. La lupa perspicaz del moderado, serio y honesto consejero  futbolístico recomendó la incorporación de varios valores que descollaron en las filas del plantel profesional tales los casos de Maxi Moralez, Seba Domínguez, Fernando Ortiz, Augusto Fernández, Lucas Pratto, Facundo Ferreyra, Sebastián Sosa o Federico Insúa.

El ex mediocampista de conceptos claros y perfil bajo  completó seis años  como asesor del fútbol profesional  conservando similares ambiciones a las que trajo en ese lejano 2008. Jamás reposó relajado sobre el colchón de laureles que tejió con paciencia  y que lo amortiza por un largo tiempo, por el contrario, siempre  lució motivado y vital como el primer día.

Aferrado a la firmeza de sus convicciones, Bassedas logró el objetivo que se habia trazado al asumir el cargo y resucitó aquel espíritu triunfal de la década del 90 que lo tuvo como  gran protagonista.

A fines del 2014 dejó su cargo de manager acompañando la salida de la Comisión Directiva presidida por Miguel Calello.

Volvió al club como entrenador en el ocaso del 2015 para reemplazar a Miguel Ángel Russo. Bajo su conducción el equipo consiguió un buen acopio de puntos en el Torneo Transición 2016, puntos que ayudaron a engordar un famélico promedio. Un mal arranque en el certamen 2016/17 lo llevó a presentar la renuncia el 25 de septiembre tras una derrota ante Racing en el Amalfitani.

Estuvo un breve lapso, secundado por Héctor Amandoz, como guía táctico del Boca Unidos correntino, fue DT de Olimpo de Bahía Blanca y de la UAI Urquiza. En la actualidad se desempeña como Director Deportivo de Olimpia de Paraguay.

Christian Bassedas se ganó a fuerza de títulos, profesionalismo, don de buena gente y capacidad, el cariño eterno del hincha velezano y, sin dudas, las puertas de “su casa” siempre estarán abiertas para cobijarlo como se merece.