Fútbol

Vélez 2-0 Boca

Por Gabriel Montoreano

Vélez le ganó 2 a 0 al xeneize, en Liniers, por la fecha 18 del Torneo 2021. Mancuello -con un golazo- y Tarragona, convirtieron los tantos del gran triunfo del equipo de Pellegrino.

Vélez tuvo su noche ideal porque le ganó con autoridad a Boca, le arrebató el tercer lugar en las posiciones del torneo y estiró su ventaja en la tabla anual por el ingreso a las copas; pero además porque se llevó ante su gente -tal vez- el triunfo más importante de la Era Pellegrino.

Si bien el encuentro fue uno más de la fecha 18 de la Liga Profesional, tuvo una carga extra potenciada por los antecedentes inmediatos, el contexto, el rival, las ubicaciones en las tablas y la necesidad del hincha de festejar un triunfo de este tipo, todo esto hizo que el desahogo final fuera acorde a las expectativas que generó el partido.

El primer tiempo fue de trámite intenso, Vélez manejó la pelota y tuvo la iniciativa, pero con poca profundidad. Boca por su parte se agrupó bien y cerró todos los caminos que conducían a Rossi. Esto se dio una y otra vez, al punto que los arqueros tuvieron una mínima intervención en el juego. Ninguno de los dos equipos presionó alto, sino que intentaron recuperar con intensidad, pero en bloque y en campo propio.

Federico Mancuello fue el eje del juego en el equipo de Pellegrino, pero las impresiciones y el buen blindaje defensivo visitante le impidieron a Vélez crear ocasiones de gol. Los extremos estuvieron clausurados y Lucas Janson con Franciso Ortega no pudieron profundizar por izquierda. Lo mismo pasó por el otro lado, con las trepadas de Tomás Guidara y Agustín Bouzat.  A esto hubo que sumarle un muy activo pero impreciso Thiago Almada y un Juan Martín Lucero neutralizado por los centrales. Con ese panorama todo fue tenencia y paciencia de un lado a otro, pero sin precisión para crear peligro.


Pero los papeles de la teoría y orden táctico se quemaron a los 39 minutos, cuando Mancuello recibió sólo un centro pasado de Gerónimo Poblete en el vértice izquierdo del área, se acomodó y metió una bomba cruzada de zurda, que se clavó arriba, en el ángulo izquierdo de Rossi. Golazo de Vélez, que dentro de la paridad lo buscó y mereció un poco más.

La visita sintió el impacto y en los últimos minutos del primer tiempo, El Fortín pudo haber ampliado la diferencia con la que se fueron al descanso.

El complemento tuvo un comienzo similar, pero con el correr de los minutos, Boca se animó a salir más y a tener la pelota, pero nunca llevó peligro real al arco de Lucas Hoyos, que tuvo sus intervenciones más determinantes en centros cruzados, que descolgó con suma seguridad. Eso deja en evidencia el pobre poderío ofensivo del equipo xeneize y la eficacia defensiva de Vélez, que mostró orden y mucha actitud para defender el cero en su valla.

Con el gol de ventaja El Fortín no salió desesperado a buscar el segundo, sino que se acomodó unos metros más atrás con Janson como volante izquierdo y dejó a Thiago suelto para acompañar a Lucero e intentar conectar alguna contra letal. Pero tampoco contó con tantas chances de estirar la diferencia. Lo tuvo Almada tras una gran combinación por izquierda entre Mancuello y Janson, que el Guayo desvió por arriba del travesaño. Y también Luca Orellano, que ingresó minutos antes por Bouzat, y corrió solo mas de 50 metros con la pelota en los pies, pero lo cruzó Rojo dentro del área, cuando estaba a punto de definir.


Así, con Boca yendo sin ideas y Vélez esperando firme y disputando cada pelota como la última, llegó el epílogo del cotejo y con el tiempo reglamentario cumplido, la ventaja definitiva, que una vez más estuvo en los pies del ingresado Cristian Tarragona, que recibió una pelota larga de Agustín Mulet, corrió en soleadad y cuando pisó el área metió un zurdazo fuerte, bajo y al primer palo. Gol, final y triunfo fortinero.

La victoria fue justificada de principio a fin, porque el conjunto de Pellegrino supo como jugar el partido desde el comienzo, apoyado en su idea de juego ya conocida, pero además en el orden táctico y la garra que mostró en cada una de sus líneas. El equipo nunca dio una pelota por perdida y cada uno de los protagonistas dieron el plus que el partido exigía para quedarse con un triunfo tan importante como indiscutible y necesario.

Vélez ganó el partido que tenía que ganar, el que toda su gente esperó por tanto tiempo de ausencia y que por fin tuvo su festejo en casa, tan merecido como postergado. La multitud una vez más copó el Amalfitani para aplaudir una y mil veces la entrega de sus jugadores y la inteligencia de su entrenador y los goles de su equipo, que se gritan siempre con el alma, pero en noches como esta, un poco más. Bien por El Fortín que se mete arriba, es protagonista y se dio un gusto de esos que se venían negando. Así, se vivió una noche perfecta en Liniers.

Liga Profesional Argentina 2021

18ª fecha / Finalizado

VEL Vélez
2x0
BOC Boca

24.octubre / 20:15 hs. / José Amalfitani / Diego Abal

La Previa

Formaciones

Comparativa