Fútbol

Guidara: “Pellegrino ama al club y nos va a dar lo mejor”

Por Carlos Martino

Tomás Guidara cuenta desde su hogar cómo vive el período de pandemia entrenando para la vuelta al fútbol. Un repaso por las sensaciones del lateral cordobés que disfruta de su tiempo en el Fortín.

Como a cada uno de sus compañero la cuarentena obligatoria por la que transitamos los argentinos debido a la pandemia por COVID-19, le afecta. En mayor o menor medida el cambio de hábitos, de costumbres, pueden afectar y uno trata de acomodarse de la mejor forma.

Tomás Guidara es una de las últimas incorporaciones de Vélez. Se ganó un lugar dentro del equipo y desde su confinamiento, cuenta detalles de esta etapa en casa, sin la práctica normal de fútbol.

“La llevo bastante bien. Pensé que iba a ser peor. Los días pasan rápido y estoy bastante ocupado", relata Tomy.

Este aislamiento prolongado genera impaciencia. La incertidumbre provoca un cóctel complicado de digerir y las ganas de recuperar, aunque sea un instante de la vida antes de esta crisis, pesan. “Es obvio que ya tanto tiempo de cuarentena se siente. Espero que todo se acomode rápido. Principalmente me pasa que quiero volver a estar entrenando en cancha. Nunca pasé tanto tiempo sin estar en la cancha. Se siente, pero estamos entrenando bastante bien y eso está bueno porque no se pierde el ritmo”.

El ex jugador de Belgrano está casado con Camila, con quien comparte la vida y esta situación compleja que nos toca vivir. Sumarle momentos a cada día; esos que, por el fútbol, los entrenamientos y concentraciones, no suelen ser habituales. “Estamos juntos con mi pareja casi todo el tiempo. Entrenamos juntos, compartimos video llamadas con amigos, algunas charlas. También tenemos tiempo para hacer cosas por separado, cada uno tiene su espacio. La idea es compartir más de lo que veníamos compartiendo antes”.

El fútbol lo trajo de su Córdoba a Buenos Aires. Vestirse de jugador de Vélez lo distanció en parte de su familia. Con ellos mantiene un contacto directo y una preocupación muy grande porque ese nexo está alejado, más allá que todos estén bien. “Hay algunos a los que les ha afectado mucho más la cuarentena porque viven del día a día y se hace muy difícil. Ahora allá están en una fase que aflojó bastante, la mayoría volvió a sus trabajos y eso es muy bueno” dice y se sincera, “al principio fue todo cuesta arriba. Entre todos tratamos de ayudar y dar a una mano a la gente que más lo necesitaba, a las familias”.


“No descubrí cosas nuevas, pero sí hago por más tiempo cosas que hacía poco antes, como jugar a la play. Jugar on line me sirvió para reencontrarme con amigos de la infancia. Compartimos muchas charlas, nos reímos, recordamos viejas épocas y la pasamos muy bien. Eso resalto como una de las cosas más lindas”.


El tiempo como ganancia, le dio la posibilidad de recuperar relaciones. También, afianzar las que por la distancia se alargan en el tiempo y siempre hay una buena excusa para volver a estar juntos, aunque sea para entrenar de manera remota. “Al principio de la cuarentena nos juntábamos con mis amigos de Córdoba a entrenar vía Zoom. Éramos cinco o seis. Cuando iba a allá lo hacíamos también y ahora encontramos esta aplicación para volver a hacerlo. Después ya me dediqué a hacer los entrenamientos con los profes del club y mis compañeros”.

La charla va llevando al camino de la preparación. El plantel fortinero busca la mejor puesta a punto en cada uno de los trabajos que diagraman los profes, conjuntamente con el cuerpo técnico. Todo debe adaptarse a esta realidad y a cada una de las medidas de flexibilización que va mostrando el Gobierno de cara a la apertura. Trabajos de fuerza, velocidad, técnica con pelota, flexibilidad, y la chance de complementar con rutinas aeróbicas. “Los entrenamientos son muy buenos y bastante completos. Entrenamos todos los días por la mañana. Esta semana sumaron nuevas metodologías de prácticas ya que ahora se puede salir a correr. Los trabajos van a ser de doble turno. Por la mañana nos conectamos con los profes, el cuerpo técnico y los chicos para entrenar todos juntos. Por la tarde, hacemos ejercicios individuales pero controlados por los profes. Además de eso, tenemos la responsabilidad de mantenernos en el peso y cuidar la alimentación. Estamos muy bien y preparándonos de la mejor forma para volver con todo. La idea no es arrancar de cero, sino tmantener el ritmo y el trabajo que veníamos haciendo antes. No es lo mismo, pero la idea es mantenernos”.

Entonces sale a la luz algo que siempre se reitera con cada protagonista: el grupo. Tomás también destaca esta cualidad de vestuario que se prolonga a la casa de cada uno. “El grupo es muy unido, siempre fue así desde el primer momento en que llegué al club. Hay buena gente y a la hora de trabajar eso se nota. Vamos detrás de un mismo objetivo. Estamos mentalizados en trabajar de la misma forma y eso se ve”; afirma y también agrega: “me sorprendió eso desde que llegué. Acá hay muchos jugadores jóvenes y son muy responsables a la hora de entrenar”.

Es habitual verlo a Tomy compartir muchos momentos con Maxi Romero. Encontraron afinidad y complicidad, en cada entreno, en las concentraciones. Fue con uno con los que más relación estrechó desde su arribo al club y con quien comparte juegos, charlas y causas solidarias. “Hablo con alguno de los chicos. Con el que más contacto tengo es con Maxi Romero ya que hablamos cuando jugamos a la play. También nos vimos en alguna que otra olla solidaria que él estuvo haciendo. Fue muy lindo poder sumarme a esas iniciativas con su familia”.

Guidara habla claro de lo mucho que puede aportar la llegada de un entrenador de la talla del Flaco Pellegrino. Su experiencia y su amor por Vélez son elementos que el marcador de punta asume como positivas a futuro “A Pellegrino le deseo lo mejor. Tanto él como el cuerpo técnico están con muchas ganas. Me llamaron para hablar y presentarse. Ahora nos conectamos bastante porque entrenamos diariamente y ellos se sumaron al trabajo. Muestra su entusiasmo y espero que se acomode pronto todo esto para conocerlo mejor, conocer a su gente y poder sacarle el jugo de todo lo que sabe. Estoy seguro que ama al club y nos va a dar lo mejor”.

Para el final, el lateral velezano habló sobre la posibilidad del regreso al fútbol; sin dejar de tener en cuenta todas las medidas necesarias para cuidarse y cuidar de todos. “La vuelta va a ser paso a paso. El fútbol mueve mucha gente y como están las cosas puede ser un riesgo. Hay que empezar a entrenar y que los jugadores se adapten. Seguramente se va a volver sin público a las canchas, para proteger la salud de las personas. Es mejor que hagamos las cosas con mucho cuidado; ya que soy consciente que la salud es muy importante y hay que cuidarnos”, conluye.