Fútbol

Arcos del triunfo

Por Carlos Martino

Lucas Hoyos y Alexander Domínguez conforman una dupla de porteros de prestigio para el arco de Vélez Sarsfield. Ambos, sostuvieron la valla y le dieron un salto grande de calidad al equipo en cada partido. Repasamos sus mejores atajadas.

El arco de Vélez descansa en las mejores manos y se sostiene con la espalda de ambos. Lucas Hoyos y Alexander Domínguez conforman la mejor dupla de arqueros de la Superliga y sus actuaciones dan fe de tal afirmación.

Juntos, brindaron la valla menos vencida de la competencia doméstica. Ambos, mantuvieron en cero la meta en 12 de 23 juegos. Sumados, potenciaron desde el arco a un equipo que soñó en grande y terminó coronando la campaña en podio detrás de Boca y River.

No suele ser común en la Argentina contar con dos arqueros de primer nivel dentro de un mismo plantel. Vélez se da el lujo de tenerlo y saber que independientemente de quién juegue, la seguridad estará garantizada.

Hoyos fue el que más veces arrancó bajo los tres palos en partidos de Superliga; mientras que Domínguez tuvo menor participación en la liga pero tuvo muy buen desempeño en la seguidilla de cuatro encuentros que le tocó jugar. En todos, mantuvo seco al rival a la hora de intentar encajar goles. A la europea, Gabriel Heinze le dio la oportunidad al internacional ecuatoriano de ir desde el inicio en los encuentros ante Aucas por la Copa CONMEBOL Sudamericana.

Para Lucas, el cotejo consagratorio en el arco fortinero fue en el Monumental. Aquella noche en Núñez, el arquero nacido en Guaymallén (Mendoza) entró en la historia al sostener la victoria atajándole un agónico penal a Nacho Fernández para la victoria de Vélez ante River por 2 a 1. Además, Hoyos regaló su repertorio de arquero con muy buenas salvadas a puro reflejo y con mucho temperamento.

A Alex le tocó una parte difícil, pero la superó con holgura. Volvió al arco en la fecha 10, por una lesión que marginó a su compañero. En Rosario, ante un muy necesitado Central. El moreno cumplió con 90 minutos fantásticos ayudando a sus compañeros a alcanzar un triunfo vital para ese entonces en la Superliga. Fueron cuatro partidos (Central, Huracán, Central Córdoba y Boca) los que el golero de Ecuador clausuró el arco con atajadas memorables. Misma prestación que mostró en el dueto de encuentros por copa.

Hay que destacar también, en esta lucha por el puesto, el apoyo de los juveniles Matías Borgogno y Facundo Perrone. Ellos también suman en cada entrenamiento al buen rendimiento del equipo.

Vélez tiene seguridad bajo los tres palos. Vélez tuvo a dos de los mejores arqueros de la Superliga.