Deportes

“Vélez es mi vida entera”

Grito de furia para Nahuel luego de su gol ante Trinidad y Tobago, en el Panamericano Junior.

Nahuel Gómez, jugador del Hockey sobre césped, viajó a Chile y representó al país en los Juegos Panamericanos Juniors, logrando el subcampeonato y la clasificación al Mundial habiéndose preparado en tan solo tres días.

-Primero, lo primero ¿Cuándo fue tu primer acercamiento al hockey? ¿Cuántos años tenías?

-De chico hice muchos deportes, probé bastantes…me crié en el Club y uno de ellos fue hockey. Empecé a los 4 años y la verdad que, más allá de la disciplina en sí, lo que hizo que me quedara fue el grupo de amigos que había formado y que hasta el día de hoy lo sigue siendo.

-¿Cuándo fue la convocatoria al conjunto nacional? ¿Cuáles fueron tus sensaciones?

-La primera convocatoria a la Selección fue al Sub21, que es la categoría más chica a nivel nacional. Antes me tocó jugar para seleccionados de Buenos Aires que son los pasos previos al equipo de Argentina. Jugué uno solo. Un Sub14, lo que es raro porque generalmente los jugadores que llegan a los procesos nacionales participan de todos los provinciales y a mí me tocó estar en uno solo. La primera vez que me llamaron a entrenar con el equipo nacional fue en diciembre del 2019. Terminado el año, habíamos logrado el campeonato, hicimos un gran torneo en el club y creo que eso hizo que se abriera la puerta. Fue algo que me tomó por sorpresa, un sentimiento muy hermoso. 

-¿Cómo fue la convocatoria al Panamericano Júnior?

-A nosotros nos tocó viajar con un equipo casi alternativo por casos de Covid. Y la verdad que fue un desafío más que complicado. Las selecciones que íbamos a enfrentar llevaban seis, siete años preparándose y nosotros en tres días armamos un equipo sin conocernos y sin entrenamientos encima. El apoyo de todo el mundo del hockey argentino fue terrible, muy groso enserio, pero también se reflejó como presión. El peso de tener que clasificar al Mundial con un equipo que no se conocía nada nos afectó bastante, pero también nos unió mucho como grupo y pudimos llegar al objetivo a pesar de todos los obstáculos.

-¿Qué sentiste cuando llegó la noticia?

-El sentimiento cuando me llamaron para convocarme al Panamericano es casi indescriptible. Es algo que soñé muchísimo, pero mucho enserio: no algo que te imaginas una vez y listo, muchísimas noches de soñarlo, de imaginarlo, de cerrar los ojos y tratar de ver ese momento de vestir la celeste y blanca. Llegó el día y no se compara ni un poquito con lo que me había imaginado. Ponerse la camiseta, jugar el primer partido, el himno, meter un gol, y toda la experiencia es todavía más increíble.

-En el Panamericano estaban ganando todo, de repente llegó el momento de enfrentarse al local. Empataron, definición por penales ¿Qué se te cruzó por la cabeza?

-La final siempre es un partido especial. Ahí no hay jerarquías, ni el talento, ni el trabajo. Gana el equipo que más concentrado está y creo que los dos entregamos el 100. En los penales estábamos confiados, tratamos de poner la cabeza en blanco y creo que hicimos bien las cosas. Por supuesto que el rival también juega e hizo mérito para ganarlo.

-¿Qué significa el hockey para vos?

-El hockey es la herramienta más linda que me dio la vida para formarme, para conocer grandes personas, para entender y aprender. Del hockey me llevo las mejores lecciones, las mejores compañías, los mejores momentos y seguro que quedan muchas cosas más por delante. Es eso que más me apasiona, que me llena, que me ayuda a mejorar día a día, desde lo deportivo y como persona.

-Por último ¿Qué es Vélez para vos?

-Por encima de todas las cosas está Vélez que es mi vida entera, más allá del hockey que pasa a segundo plano. El Club es el lugar que me formó como jugador, como persona. Es mi casa, donde está mi familia, las personas que más quiero y por las que haría cualquier cosa, por las que entrego todo, todos los días. Creo que al final lo que vale es eso. Los que nos rodean, y el hockey velezano es un espacio increíble. Siempre estamos todos para todos, siempre que necesites algo, vas a tener alguien para ayudarte, para distraerte o para darte una mano en lo que sea. Y por eso peleamos todos los días, para que eso sea cada vez más grande y más fuerte. Que cada vez haya más personas unidas e identificadas por los mismos valores.

Nahuel siempre mira para adelante porque sueña en grande con Vélez y la Selección Argentina.