Copa Liga Profesional

VELEZ 2-0 HURACAN

Por Gabriel Montoreano

Vélez le ganó a Huracán 2 a 0 en Liniers. Federico Mancuello, con un golazo de tiro libre, y Juan Martín Lucero, en tiempo de descuento, sellaron el marcador. El Fortín volvió al triunfo y se afirma como líder del Grupo B de la Copa de la Liga Profesional.

Todos los triunfos valen 3 puntos, pero la victoria ante Huracán dejó un sabor especial por varios motivos, anímicos y futbolísticos, que le permiten al Fortín planificar con mayor tranquilidad el duelo del próximo martes ante Flamengo.

Vélez volvió a ganar tras la eliminación por Copa Argentina y la derrota ante Atlético, en Tucumán. La victoria -como mínimo- le da la chance de mantener la distancia con sus perseguidores, al tope de la Zona B de la Copa de la Liga Profesional. Todo suma y sirve para llegar mejor parado al debut por la Copa Libertadores, tras 7 años de ausencia.

En lo estrictamente futbolístico, el partido fue chato, trabado y sin muchas llegadas a los arcos; pero dentro de ese escenario Vélez quiso más, aunque sus buenas intenciones chocaron una y otra vez con la idea primaria de Huracán, que fue cerrar sus líneas y cortarle todos los circuitos de juego al equipo de Pellegrino. La segunda parte del plan visitante fue intentar salir rápido para complicar, pero pocas veces lo consiguió.

La primera novedad de la tarde, fue la confirmación de Santiago Cáseres en el once inicial, después de casi 3 años jugando en el Exterior -su último partido fue el 14 de Mayo de 2018, en el empate 1 a 1 ante Argentinos Juniors, en Liners-, el volante jugó un buen partido, se mostró siempre como opción de salida y resultó muy importante en la recuperación, especialmente en una zona del campo donde el Vélez sufre por demás. Volvió Santi y esa es una buena noticia para todos.

Otro retorno tuvo que ver con el esquema táctico. Pellegrino plantó un 4-2-3-1, más parecido al sistema tradicional, ya sin los 3 centrales ni los laterales convertidos en volantes por afuera. 

Las primeras emociones, leves, casi imperceptibles para un televidente neutral, llegaron con un cabezazo de Luis Abram a las manos del arquero, un remate fallido de Luca Orellano tras una pared con Thiago Almada y una corrida del propio Guayo, que Merolla detuvo con falta cerca del área. Por el lado de Huracán, la única que tuvo en la etapa inicial fue una escapada de Núñez, que Lucas Hoyos controló contra el primer palo.

Antes del final del primer tiempo, el propio Thiago, que se mostró muy movedizo y participativo, tuvo una clara en su zurda, que él mismo se generó tras un corrida por izquierda, pero su remate fue contenido con cierta dificultad por Meza.

La primera parte se esfumó entre más pierna fuerte fútbol atildado. Vélez intentó pero no pudo hacer la diferencia y Huracán neutralizó bien los intentos del Fortín.

En el arranque mismo de la segunda parte, Almada robó una pelota en tres cuartos de cancha y Yacob lo derivó cerca del área. De ese tiro libre llegó la primera alegría grande en la noche del Amalfitani, porque Federico Mancuello la acomodó a 25 metros del área, levemente inclinado hacia la derecha y desde ahí partió su zurdazo, al palo del arquero, que entró pegado al palo, pese a la estirada del 1. Gol, festejo y desahogo de Mancu, que consiguió su primer grito con la camiseta del Fortín.

Huracán buscó desde los cambios forzar la igualdad y el flaco respondió mandando a la cancha a Agustín Mulet y Pablo Galdames para renovar el doble cinco, afuera Cáseres y Mancuello, tal vez pensando en esto de equilibrar minutos de juego.

Con el correr de los minutos, se acentuó esa búsqueda de la visita, pero sin ningún riesgo para el arco de Hoyos, hasta los 15 minutos, cuando Briasco recibió la pelota afuera del área y su derechazo reventó el travesaño. Un minuto después, como otra señal del destino del juego, Erquiaga le entró fuerte a Mulet y vio la tarjeta roja. 

Vélez manejó por momentos la pelota, pero sin profundidad, recién a los 69 minutos Thiago corrió de izquierda al centro, se la dió a Orellano y le marcó el pase para quedar sólo frente al arquero, que ahogó el tiro de Almada

Algunas aproximaciones generadas en el buen manejo y la paciencia para buscar la oportunidad, permitieron que el equipo tenga alguna chance más, pero sin mucho peligro. Un remate de zurda de Ricardo Centurión que se fue muy alto, un tiro cruzado de Cristian Tarragona que nadie pudo conectar y no mucho más de Vélez a la hora de marcar situaciones claras de gol.

El partido pareció esfumarse con Huracán empujando sin ideas y Vélez cómodo con el resultado, pero sin poder cerrarlo para afrontar los últimos minutos con mayor tranquilidad. 

Y así fue que en uno de los intentos, ya en tiempo de descuento, el conjunto de Parque Patricios ganó un córner- que hasta su arquero fue a buscar- y en el rebote de la jugada la tomó Almada, salió disparado hacia adelante y puso a Juan Martín Lucero a correr sin resistencia desde el campo propio y hasta el borde del área rival, desde donde el mendocino la tocó suave al medio del arco vacío y desató el festejo. Gol, triunfo y final.

Vélez se llevó un partido de esos que el hincha siempre disfruta ganar, tal vez sufriendo por momentos, pero dando señales de recuperación. El equipo suma y sigue arriba, lo que no es poco.

24 IMÁGENES

Vélez 2-0 Huracán

Vélez 2-0 Huracán

Imágenes del juego en Liniers.

Liga Profesional Argentina 2021

10ª fecha / Finalizado

VEL Vélez
2/0
HUR Huracán

16.abril / 18:00 hs. / José Amalfitani / Ariel Penel

La Previa

Formaciones

Comparativa