Institución

Fortinero soy, mucho más en casa

Gratitud de ida y vuelta. Foto: Nicolás Lepore
Por Carlos Martino

Se realizó la primera visita al Estadio José Amalfitani de los socios ganadores del beneficio por haber apoyado con la cuota social al club durante la pandemia. Estar en casa siempre es muy bueno.

Decir presente en los momentos más duros, más complejos, tiene su recompensa. Estar alejados tanto tiempo del club por la pandemia, encuentra su premio para quienes aportaron su grano de arena sosteniendo el pago de la cuota social.

En distintos turnos, ayer sábado y hoy, grandes y chicos, se dieron cita a vivir una experiencia única e irrepetible: conocer desde adentro el Estadio José Amalfitani.

Por un momento, cada socio se sintió como los jugadores. Desde el ingreso al sector de micros, recorriendo las escaleras que los trasladaban al vestuario. Contando con la dedicada labor del Departamento de Relaciones Públicas, con la coordinación del recorrido a cargo de Nicolás.

En cada locker dónde se cambia el Guayo Almada, Santi Cáseres o Luca Orellano, todos aprovechaban para llevarse un recuerdo fotográfico de ese instante; como en la sala de precalentamiento donde esperaban la Copa Libertadores e Intercontinental.

Así llegó el momento de caminar rumbo al terreno de juego. El ritual de cada partido, de cada jugador.

El verde e impecable césped del Amalfitani acobijó a los socios que disfrutaron al máximo el tiempo valioso en el templo de todos. El sol bañó por completo un instante único, inolvidable. Fotos, videos y mil cosas por recordar.

El recorrido continúo en el Hall Central donde se encuentran las copas y finalizó en el Palco Nacional del tercer piso.

Allí llegó el tiempo de las palabras, de los sentimientos.

Sergio Lorenzo tiene 36 años y su emoción lo acompañó a cada paso dentro de casa. "Es una emoción enorme. Estar acá, en el Estadio y poder traer a mi viejo fue inexplicable".

Daniel Ferrando fue con sus hijos y estaba más feliz él que ellos, con las copas, recorriendo cada rincón. A sus 43 años destacó que "es buenísimo volver al Estadio porque las ganas que tenemos de estar acá son terribles".

Federico Giambroni fue otro de los socios ganadores que pudo disfrutar junto a su padre de esta hermosa experiencia. "No tengo palabras. Es mucho todo esto. Es mi familia, es mi abuelo, son muchas emociones".

Todos coincidieron en lo vital que fue su rol en pandemia para ayudar al club. Hoy tuvieron su premio. "Es un mimo que nos da el club y no sé si los demás clubes lo hacen. Esto te da más ganas de seguir apoyando al club", contó Sergio.

"Nunca lo dudé, traté de seguir pagando. Hubo un par de meses que lo pensé porque estaba difícil la cosa para seguir pagando. Cuando ví mi nombre sorteado estuvo buenísimo y poder venir con los chicos mucho mejor", enfatizó Daniel.

"Fue un esfuerzo familiar y para el club. Darle una mano al club porque para nosotros Vélez es todo", sentenció Fede.

Pertenencia absoluta.

12 IMÁGENES

Fortinero soy, mucho más en casa

Fortinero soy, mucho más en casa

Los socios de visita al estadio.