Fútbol Amateur

Destacado Fecha 1: Tomás Cavanagh

Por Diego Guitian

La Quinta comenzó con el pie derecho la defensa del título y de sus filas surgió el Jugador Amateur de la Semana. Tomás Cavanagh cerró la punta izquierda y rubricó su gran partido con un golazo. El lateral Categoría 2001 nos contó su historia llena de obstáculos y voluntad para superarlos.

Las frutas maduran a su tiempo. Ni antes ni después. Y si bien la carrera amateur de un futbolista suele tener muchos altibajos, el momento que está viviendo Tomás Bernardo Cavanagh (5-1-2001, Amenábar, Santa Fe) lo encuentra en una certera regularidad a lo largo de 2019. A una semana de haber conseguido el campeonato en Quinta, el sábado comenzaron la defensa del título y golearon 3-0 a Unión. La última conquista del partido fue de este interesante lateral por izquierda que de acuerdo a lo mostrado en la jornada, fue el juvenil con mejor rendimiento.

"Creo que hicimos un gran encuentro, veníamos de ser campeones y sabíamos que lo teníamos que tomar con mucha responsabilidad. Fue muy importante el entrar concentrados para poder ganar y arrancar de buena forma el torneo", comentó Tomás. quien junto a sus compañeros no se durmió en los laureles que supo conseguir: "tuvimos que mentalizarnos rápido y pensar en el próximo partido. Arrancamos el torneo como terminamos el anterior, en un gran momento desde lo futbolístico y anímico".

Su conquista rubricó el resultado y terminó siendo el premio justo para un marcador de punta que se proyecta al ataque constantemente. "Fue una contra que Mateo Pellegrino la abre para Lenny Lobato y yo no dudé en correr hacia adelante para buscar el centro. Cuando estoy entrando al área le grito a Lenny que la tire al primer palo y él entendió perfecto, sólo tuve que darle dirección", dice quien hace exactamente tres años debutó en la Octava Fortinera de AFA, en la derrota por aquel entonces ante Rosario Central en la Villa Olímpica.

Si bien en 2016 fue su estreno oficial, Cavangh tuvo que esperar bastante para consolidarse en el primer equipo. Mismo en su primer año en el Club, durante 2015, y luego de que Sebastián Pait, Hermes Campos y José Griecco lo descubrieran en Santa Fe, debió agarrar ritmo en Liga Metropolitana. Nunca resultó fácil la adaptación. La Pensión del Club lo albergaba pero su corazón estaba en Amenábar, lugar de residencia de papá Bernardo, mamá Verónica y los hermanos Pía y el pequeño Agustín, que estaba en camino.

"Apenas llegué, los primeros días se me hicieron difíciles. Pensé en volverme a mi casa porque extrañaba mucho pero tuve la suerte de contar con personas que me apoyaron y ayudaron a seguir. Padres, amigos, gente del club, etc.", destaca Tomy. Y entre esos que siempre lo contuvieron, también estuvo Matías Vargas quien por aquellos tiempos también residía en la Pensión. "El Mono es un amigo y pegamos mucha onda de entrada. Me aconsejaba todo el tiempo, no solo en lo futbolístico sino también en muchos aspectos de la vida. Estoy muy agradecido a él, ya que me ayudó muchísimo y fue de esas personas que me apoyó para que yo siga".

"Cuando llegué me encontré con un club muy lindo, con buenas personas. Era algo nuevo para mí, ya que nunca había estado en una Institución tan grande. Con respecto a la pensión, faltaban algunas cosas pero de a poco fue mejorando todo. Hoy en día está muy linda, muy cambiada para bien respecto a cuando llegué"

En sus primeros tiempos en Vélez, Cavanagh se desempeñaba como volante zurdo pero se terminó readaptando como marcador de punta. Para no perder la costumbre ni su estirpe, trabajó y mucho para quedarse con el puesto dado que Felipe Di Lena era la primera opción en la Categoría 2001. "No fue fácil pero la luché y tuve paciencia, sabía que el momento iba a llegar. Con Feli somos amigos, fue una competencia sana que nos ayudó a ambos para mejorar y ser mejores jugadores", señala, al mismo tiempo que remarca:"Un referente que tengo en mi puesto es Marcos Alonso, un lateral alto, con buen ida y vuelta y mucha técnica. Quien juegue en esta posición no le puede faltar la entrega, el ir y volver todo el tiempo y después la finalización de las jugadas".

Ahí va Tomás Bernardo Cavanagh, con su zancada larga por la banda. Técnica y estilo para marcar y luego pasar al ataque con soltura. Ya sabe lo que es ser Campeón con un equipazo, y ahora se sumerge en el camino del aprendizaje y la constancia para cumplir el sueño de todos que es jugar en Primera y ser alguien en el fútbol. Condiciones e inteligencia tiene para ir por eso y mucho más.